El humilde y apañado toldo azul de toda la vida Comentar

Hace unas semanas hablamos del kit básico de herramientas, el mínimo imprescindible para arreglar por tu cuenta cualquier pequeña contingencia.

Pero, claro. Todo kit de bricolaje se amplía a medida que esas sorpresas se van sucediendo. Existen cientos de cosas que solo son imprescindibles cuando tenemos que echar mano de ellas. Es la práctica y nuestra experiencia cotidiana la que nos enseña a distinguir entre lo imprescindible, lo útil y lo superfluo.

Toldo de Rafia azul en 2x3, 3x5, 4x5, 5x8 metros. iWorkPero apostamos nuestros mejores euros a que el toldo de rafia es uno de los imprescindibles. Barato, fácil de guardar, humilde, ese toldo azul es una especie de cenicienta entre las cosas de hacer reparaciones. Solo cuando lo necesitamos nos damos cuenta de lo barato, útil y polivalente que es. Y entonces, no nos queda más que salir corriendo a la tienda más cercana para hacernos con uno o dos…

Resistente y económico.

La rafia era una fibra natural que procedía de una palmera africana. Se parecía al yute y era mucho más ligera y barata que el algodón o el cáñamo. Eso la convertía en un producto ideal para confeccionar tejidos de bajo precio y, sobre todo, toldos que permitían proteger de los embates del mar las mercancías que viajaban en barcos.

En 1969 los hermanos Ferragni desarrollaron un tejido sintético al que se puso el mismo nombre, porque era un producto de calidad similar y precio muy bajo. Puedes encontrar toldos protectores por menos de 7 euros. Se trata, además, de un material muy resistente a la torsión o la tracción. Y es esa combinación entre precio y prestaciones lo que convierte a este material en un elemento ideal para una multiplicidad de usos…

Los usos habituales del toldo protector

Toldo de Rafia azul en 2x3, 3x5, 4x5, 5x8 metros, coche. iWorkLa finalidad principal del toldo impermeable de rafia es la protección contra elementos externos. Por ejemplo:

  • En nuestras tareas caseras, el toldo nos ayudará a mantener el suelo, los muebles o cualquier objeto a salvo del polvo, la pintura, el agua o los productos químicos que podrían dañarlos.
  • Si realizamos tareas en el exterior, el toldo de rafia nos servirá como almacén provisional para los materiales y herramientas, contra la acción de la lluvia, el polvo atmosférico, el viento… y las miradas indiscretas.
  • También solemos usarlo como protector para el coche, cuando va a pasar un tiempo fuera de uso o cuando queremos que se mantenga impecable después de un lavado a fondo.
  • Hablando de coches, te sorprenderá lo práctico que es llevar un toldo protector en el maletero. Como mantel de emergencia en un picnic, como impermeable de ante una tormenta sorpresa o como apaño de emergencia en infinidad de situaciones.
  • Si vas a salir de camping, el toldo de rafia es imprescindible. Dos, por lo menos: uno, como suelo de la tienda o de la parcela. Y el otro, como sombrilla. Este último protege a la tienda de la incidencia directa de los rayos de sol y evita así que el interior se recaliente en exceso.

¿Te hemos convencido? Pues no hemos acabado…

Otros usos del toldo de rafia

Y es que este elemento es todo un comodín. Lo mismo sirve para un roto que para un descosido y es un verdadero multiusos. Desde luego, no como solución definitiva. Pero ahí radica su mérito: ante un aprieto, nuestro humilde toldo de protección será nuestro mejor amigo.

Por ejemplo, lo hemos visto como sustituto provisional de un cristal roto. También para proteger un tejado deteriorado. O como cubierta provisional para una fiesta al aire libre. O, también en el camping, como refugio contra un chaparrón de verano. O para cubrir un hueco en una valla. O para resguardar la ropa tendida. O para improvisar una zona de juegos para niños al aire libre.

Y es que lo mejor del toldo de rafia es que tiene tantos usos como quiera tu imaginación. Nunca nada dio tanto por tan poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: LAKOT, S.L. Finalidad: responder a las dudas, preguntas y consultas sobre los artículos publicados en el blog de iWorkStore. No se cederán sus datos a terceros. Base jurídica del tratamiento: consentimiento del usuario. Usted tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos así como otros derechos incluidos en nuestra política de privacidad.

Centro de preferencias de privacidad

Publicidad

iWorkStore.com utiliza cookies de publicidad para poderte mostrar productos de tu interés en nuestra tienda. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, y/o rechazar, así como obtener más información sobre las cookies.

Cookies de Publicidad propias

Análisis

Utilizamos estas cookies para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios de nuestra tienda. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la experiencia del usuario.

Cookies de Análisis